Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de San Andrés sugiere que aprender una segunda lengua puede alterar significativamente la estructura del cerebro. Los hallazgos indican que el bilingüismo mejora la flexibilidad cognitiva, la memoria y la función cerebral en general. Esta investigación se suma a la creciente evidencia sobre los beneficios cognitivos del multilingüismo, destacando la importancia del aprendizaje de idiomas en la educación y el desarrollo personal.

Entérate más sobre esta noticia acá